ComoDepositar.com

Ayuda

¿Qué significa depositar en un banco?

¿Qué significa depositar en un banco?

Hacer depósitos bancarios es una activad rutinaria, los bancos motivan a sus clientes a efectuarlos  en sus agencias comerciales;  por lo tanto ¿Qué significa depositar en un banco? Sigue leyendo que hoy  vamos a explorar en este asunto.

La actividad comercial e industrial sea cual sea su dimensión y alcance funciona con más eficiencia gracias a los bancos. Los bancos son entidades financieras que fungen como administradores del dinero de sus clientes; además utilizan ese dinero para prestarlo a otros (personas o empresas) aplicando una tasa de  interés.

La forma como los bancos captan el dinero de los clientes son múltiples; pero la más notable es a través de los depósitos que estos efectúan en sus oficinas comerciales. Dicho de otro modo, el flujo de depósitos sirve para nutrir la actividad bancaria.

De lo anterior se desprende que los depósitos bancarios son vitales para la actividad financiera; por esta razón es válido preguntar ¿Qué significa depositar en un banco?, vamos a conocer un poco acerca de esta rutinaria actividad.

¿Qué significa depositar en un banco?

Para empezar, un depósito bancario es un producto financiero de naturaleza contractual; ocurre cuando el banco recibe del cliente dinero en efectivo o en otro instrumento financiero. Seguidamente el banco dispone de ese dinero, pero queda obligado a restituirlo en su totalidad cuando el cliente los requiera.

En todo caso, la intención de hacer depósitos  en un banco además del resguardo del dinero es rentabilizarlo. Los depósitos pueden ser de varios tipos, los más habituales son:

Primero, depósitos a la vista, a esta categoría pertenecen las cuentas corrientes y de ahorros; en este caso el cliente puede disponer de la totalidad o parte del dinero cuando lo requiera. Pero, son los que generan menos rentabilidad porque generan intereses bajos  o simplemente no generan réditos.

En segundo lugar están los depósitos a plazo; bajo esta modalidad el dinero se entrega al banco por un determinado periodo de tiempo y a cambio se recibe intereses. Naturalmente, la rentabilidad en este caso es mayor, pero la disponibilidad es limitada. Además, estos depósitos se pueden realizar con tasas de intereses fijas o variables.

Para concluir, depositar en un banco es una forma de inversión que no implica mucho riesgo; normalmente los bancos están obligados por la Ley a garantizar la devolución del dinero. Por otra parte, es una opción de ahorro interesante, siempre que las condiciones del sistema económico y financiero sean estables; de lo contrario es una mala idea porque la inflación podría acabar con el poder adquisitivo de los ahorros.

RECIBE TRUCOS PARA APOSTAR