ComoDepositar.com

Pagos Online

¿Cuántas veces puedo depositar un cheque?

¿Cuántas veces puedo depositar un cheque?

El cheque es un instrumento mercantil convencional que paulatinamente está cayendo en desuso; no obstante, sigue siendo un medio de pago importante, por eso hoy veremos ¿Cuántas veces puedo depositar un cheque?

Básicamente el declive del cheque como medio de pago convencional se debe al desarrollo de nuevas formas de efectuar transacciones;  por consiguiente, cada vez son más las operaciones mercantiles que se apoyan en el uso del internet. Un ejemplo de lo anterior es el uso de transferencia electrónica entre cuentas; o también el uso de monederos electrónicos  que no requieren el uso de instrumentos físicos (cheque, dinero en efectivo).

En consecuencia se puede afirmar que el uso del cheque tiene sus días contados. A pesar de que este instrumento mercantil se encuentra en franco declive frente a las nuevas formas de hacer transacciones; es evidente que aún ocupa un lugar prominente, de allí la importancia de saber ¿Cuántas veces puedo depositar un cheque?

Sin más preámbulo, miremos este asunto a continuación.

¿Cuántas veces puedo depositar un cheque?

Para empezar, cuando un cheque es depositado y cuenta con los fondos suficientes para respaldar su valor; el depósito se hace una sola vez. En tanto, hay ocasiones cuando la cuenta no tiene el saldo necesario para cubrir el monto del cheque; en estos casos el banco rechaza la operación y devuelve el cheque.

Además del mal momento que implica un cheque devuelto; los bancos suelen cobrar al titular comisiones por gastos administrativos.

Tan pronto como la situación de fondos es subsanada por el titular de la cuenta, el cheque puede ser depositado por segunda vez. Teóricamente este procedimiento se puede hacer tantas veces como sea necesario; sin embargo, luego del segundo intento los bancos desisten  de cobrarlo y remiten el cheque al depositante.

Por otra parte, en caso de cheques devueltos los bancos retienen el cheque y emiten un comprobante para el depositante; y cuando se requieren entregan una copia certificada que avala la retención del documento. En todo caso, estos comprobantes tienen  validez para intentar depositarlo nuevamente.