ComoDepositar.com

Recargas y Retiros

¿Cómo saber si califico para un préstamo?

¿Cómo saber si califico para un préstamo?

En la constante búsqueda de la evolución, las empresas y las personas, se han apoyado en los bancos; sin embargo, no todos pueden hacerlo. Si deseas poder contar con un préstamo de un banco, espera a leer la respuesta a la siguiente interrogante: ¿Cómo saber si califico para un préstamo?

En publicaciones anteriores, te hemos comentado acerca de los requisitos que debes cumplir para optar por un préstamo.

Obviamente, las condiciones a evaluar dependerán del criterio propio de la institución prestamista.

Además, en la selección pueden incidir las leyes propias de cada país, donde opere el banco.

Sin embargo, existen algunos requisitos generales como:

  • Ser mayor de edad.
  • Capacidad de endeudamiento.
  • No poseer impagos.
  • Garantías.

¿Cómo saber si califico para un préstamo?

Para saber si calificas para obtener un préstamo, vamos a estudiar cada uno de los requisitos generales.

Ser mayor de edad

Realmente este punto no requiere ninguna explicación, no obstante, existen límites variables para el máximo.

Para otorgar un préstamo algunos bancos establecen como máximo 74 años; sin embargo, hay bancos que permiten hasta 85 años.

Capacidad de endeudamiento

Este aspecto será analizado con el balance financiero entregado; por lo general, se estima que los plazos no excedan el 40% de tus ingresos disponibles.

Para ello, debes presentar soportes de tus ingresos y gastos, para avalar el cálculo del endeudamiento.

Impagos de otras deudas

Cuando se habla de impagos, se hace referencia al historial crediticio del solicitante. En este historial se incluye información de:

  • Pagos de tarjetas de crédito.
  • Préstamos anteriores.
  • Facturas vencidas.

Si incumpliste en el pago puntual de algunos de estos productos, seguramente tu solicitud de préstamo sea negada.

Garantías de devolución

Estas garantías no siempre se solicitan, por lo general, cuando son requeridas se refieren a la seguridad del pago.

Es decir, una garantía puede respaldar la recuperación del préstamo en caso de impago.

Por ejemplo: una garantía puede ser un bien mueble o inmueble con costo igual o superior al préstamo.

También es usual que la garantía la otorgue otra persona que actúe como fiador, dentro del contrato.